Centro de referencia para la atención integral de personas sin hogar

Publicado: Jueves, 29 Octubre 2015

Acto de bendición del centroSer lugar de descanso en el que se garantice la cobertura de necesidades básicas como la alimentación y el aseo y servir como espacio de acogida en el que recuperar vínculos e iniciar el camino de su posible reincorporación a la sociedad. El Centro de Día Santa Clara de Cáritas nace con ambiciosos objetivos, pero, sobre todo, con el firme propósito de poner, ante todo, a la persona en el centro de toda acción.

Inmigrantes, personas con adicciones o que tienen graves dificultades para la reinserción social por falta de empleo se engloban en el colectivo de personas sin hogar. Un perfil variopinto en el caso de Jaén que, además, presenta otra singularidad: la movilidad y dispersión por toda la ciudad y la desigual afluencia, con elevados picos de población en momentos como la campaña de la aceituna y población más estable que vive en la calle durante todo el año. Es, precisamente, a estos últimos a quien está destinado principalmente este recurso. 

El centro será un recurso de baja exigencia, en el que se dará atención inmediata a cualquier persona que quiera utilizar sus servicios, especialmente los de alimentación e higiene, mientras que tendrán que ser derivados por Cáritas Interparroquial de Jaén o por el equipo de calle para hacer uso de servicios específicos del centro y acogerse a un acompañamiento más integral.

Bendición

El vicario general de la Diócesis, Francisco J. Martínez, ha sido el encargado de bendecir unas instalaciones que cuentan con cocina, comedor y salas en las que está previsto desarrollar talleres y activides que den contenido a la estancia, siempre desde el respeto a la persona, a sus "tiempos" y a sus decisiones. Para ello, el centro cuenta con más de cincuenta voluntarios, muchos de los cuales han asistido al acto de inauguración. 

El centro de día Santa Clara se incluye dentro del Programa de Atención a a Personas sin Hogar de Cáritas Diocesana y viene a completar la labor desarrollada en el Hogar Santa clara, en el que residen catorce personas, y por el equipo de calle. Este último atendió el pasado año a un centenar de personas sin hogar que, de forma permanente, viven en la calle o en infravivienda.

Por último, Santa Clara podrá servir también como centro de estancia diurna para aquellas personas que tras recibir el alta hospitalaria y con diagnóstico de reposo, no tienen un lugar donde poder recuperarse. 

Fotografía: Fernando Mármol Hueso

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies.