Propuesta de mínimos para garantizar el acceso de todas las personas a derechos básicos

Publicado: Viernes, 11 Diciembre 2015

El próximo 20 de diciembre, los ciudadanos elegirán en las urnas la fuerza política que gobernará España durante los próximos cuatro años. Para Cáritas, la convocatoria de elecciones generales es un momento clave en la defensa de la dignidad y los derechos de todas las personas. Por este motivo, la entidad eclesial propone un decálogo de propuestas políticas básicas que garanticen, ahora y en el futuro, el bien común y la justicia social.

Según la Doctrina Social de la Iglesia, "Una auténtica democracia no es sólo el resultado de un respeto formal de las reglas, sino que es el fruto de la aceptación convencida de los valores que inspiran los procedimientos democráticos: la dignidad de toda persona humana, el respeto de los derechos del hombre, la asunción del «bien común» como fin y criterio regulador de la vida política". (Compendio de DSI, 407). Bajo esta premisa, Cáritas sugiere diez propuestas basadas en principios como el destino universal de los bienes o el principio de subsidariedad y que incorporen al debate político la mirada y la defensa de los más pobres y vulnerables.

Para Cáritas, priorizar la protección social, la salud, el empleo digno o la cooperación internacional es fundamental para construir una sociedad más justa. En este sentido, la organización hace un llamamiento a los actuales y futuros gobernantes para que trabajen por situar a la persona en el centro de toda acción. Entre las medidas, la reforma de la Ley Hipotecaria y la firma de un pacto por la vivienda, garantía de ingresos mínimos contra la pobreza o que la ayuda al desarrollo alcance, al menos, el 0'4 por ciento.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies.