Presentación de Iglesia por el Trabajo Decente a los arciprestes

Publicado: Martes, 15 Mayo 2018

Militantes de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) han dado a conocer al Consejo de Arciprestes de la Diócesis de Jaén las 4 claves que los miembros de la HOAC intentan vivir en la encarnación en el mundo obrero más empobrecido y en el acompañamiento de familias que viven el paro, la pobreza-marginación y la exclusión social, generados por el mercado de trabajo y que provoca el deterioro de las condiciones de vida en los barrios obreros donde viven y trabajan.


arcipresteswebLa claves pasan por acompañar la vida de las personas, conociendo y compartiendo la vida de manera que la angustia no lleve al escape, al sálvese quien pueda; colaborar en un cambio de mentalidad, con sueños y utopías, con fe y esperanza, con prudencia y justicia, con fortaleza y templanza, con humildad y sacrificio; colaborar en el cambio de las instituciones: de la administración, de los partidos, sindicatos y los movimientos sociales, desde la centralidad de los pobres, cuidando la vida de las personas para posibilitar una economía que esté al servicio de todos y por colaborar a construir y dar visibilidad a experiencias alternativas en la forma de vivir, personal y socialmente: superando el que “lo que es del común es de ningún”, ocupándonos de algo que nos afecta y que tanto nos preocupa: la economía y animando al compromiso, a participar, a transfomar.
En este punto de trabajar por la reconstrucción del ser humano, del sentido de su existencia y del trabajo humano, de las relaciones sociales y humanas, de la moral y la ética necesaria para que el “bien ser” sustituya al “bien estar” como proyecto de realización humana, de la política, el sindicalismo, la empresa, la economía y de la empresa, José Ignacio Gámez, responsable diocesano de Difusión de HOAC, ha presentado la Iniciativa Iglesia Unida por el Trabajo Decente (ITD).
Ha manifestado cómo el sistema económico configura una sociedad donde el trabajo no es un bien para la vida sino un instrumento al servicio del capital por encima de la persona y, como la deshumanización del trabajo sitúa a la persona en una peligrosa situación de vulnerabilidad y exclusión social.
También ha planteado que como Iglesia estamos llamados a hacernos presentes y posicionarnos en contra de estas situaciones que atentan contra la dignidad de las personas, poniendo en primera línea de las agendas la necesidad de un trabajo decente para todas las personas.
Esta inicitiva, de la que en Jaén forman parte Cáritas, Confer y la HOAC, reivindica que el trabajo decente esté en la agenda política, en las agendas de las entidades sociales y empresariales, en sus agendas personales y, por supuesto, en las propuestas de nuestra Iglesia, ya que crear un entorno que favorezca el trabajo decente es esencial para enfrentar la injusticia social y la desigualdad, reforzando al mismo tiempo la dignidad humana y contribuyendo al bien común. La lucha por un trabajo decente no puede quedar limitada solo a un proyecto reividincativo de mejora de las condiciones de trabajo; precisa, además, reconstruir nuestra humanidad para luego poder defender y consolidar el trabajo decente
Finalizaron su aportación mostrando su total disponibilidad para presentar la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente en las parroquias de nuestra diócesis, para abrir caminos en la presencia de la Iglesia en el mundo del trabajo.

Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en Política de cookies.