La casa de acogida Besana atiende a madres jóvenes y sin recursos

Publicado: Viernes, 26 Septiembre 2014

BesanaTres mujeres viven con sus hijos actualmente en la Casa de Acogida para madres jóvenes Besana. Ésta es el principal recurso que Cáritas tiene en Jaén para atender a jóvenes que han sufrido violencia o que carecen de recursos o apoyos familiares. Las nuevas instalaciones han sido bendecidas por el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo.

El proyecto ha sido posible gracias a la colaboración de numerosas entidades y particulares y, muy especialmente, al legado del hermano Aurelio Espejo quien, hace dos años, donó su casa a Cáritas para que sirviera como recurso de atención a personas sin recursos. En este tiempo, el que fuera hogar de este frayle obrero, ha sido acondicionado y adaptado para convertirse en el hogar de mujeres que buscan una nueva oportunidad para reemprender su vida. "Son jóvenes en alta exclusión social, que arrastran historias muy duras. Lo que tratamos y por lo que trabajamos es para que se recompongan a todos lo niveles (psicológico, físico, emocional, profesional...) para poder reincorporarse a la sociedad", explica María Luisa Rodríguez, responsable del Programa de Mujer de Cáritas Diocesana.

La casa cuenta con cinco plazas para mujeres y otras cinco para menores. "No tenemos plazos de tiempo. Estas jóvenes pueden permanecer con nosotros hasta que se sientan capaces y cuenten con los medios necesarios para hacer su vida de forma autónoma", apunta Rafael López Sidro, director de Cáritas Diocesana. Y para ello se preparan. En la casa recuperan normas de conviviencia, aprenden hábitos y rutinas saludables para ellas y sus hijos y reanudan su formación en vistas a un futuro laboral digno.

Durante la bendición de la casa, el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo, destacó la importancia del proyecto, al tiempo que agradeció la labor y la aportación hecha por erl hermano Aurelia. Al acto también acudieron aquellas personas y colectivos que han colaborado en el acondicionamiento de las instalaciones.